El marketing directo en Australia. Diferencia número 1.

Publicada en Publicada en comunicación escrita, marketing directo

A pocos días de volver a España tras varios meses en Down Under (sin duda, el nombre que más me gusta para designar a Australia), voy a intentar exponer las grandes diferencias que he observado respecto a cómo se trabaja allí el marketing directo.

La diferencia principal, y la destaco como primera porque me parece que muestra el camino, es que allí tienen muy claro que los mensajes tienen un destinatario. Y en él se vuelcan. En llamar su atención, en empatizar con él, en mostrarle qué gana con tal producto o con cuál servicio. Y para ello buscan el mejor emplazamiento donde ubicar ese mensaje, el tono más adecuado y las ventajas más personales para incitar a la movilización.

Es una lástima, pero aquí esta dinámica es extraña.  Excepcional.
Aquí aún prevalece el yo. Y el imperativo. Y las características (mías) por delante de los beneficios (tuyos).

Aquí se grita.
Allí se invita.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *